Entradas Etiquetadas ‘aceite de oliva virgen extra y belleza’

El aceite de oliva virgen extra no solo es beneficioso cuando lo ingerimos en nuestras comidas. Su alto contenido en antioxidantes, vitaminas y agentes anti-inflamatorios hacen que sean un aliado perfecto y natural a la hora de embellecer nuestro cuerpo.

Aquí os dejamos 7 sencillos usos que le podéis dar a vuestro aceite de oliva virgen extra para cuidaros por fuera.

Loción hidratante. Aunque el aceite de oliva no se absorbe tan rápidamente como una loción, si tienes tiempo, el AOVE penetrará profundamente para regenerar las células y suavizar la piel, gracias a su combinación de vitaminas A y E. Aplíclao diariamente en zonas notoriamente secas, como los pies y los codos, especialmente después de la ducha. También suaviza las cicatrices del acné. Y si eres alguien apasionado de las fragancias, puedes añadirle aroma con unas cuantas gotas de aceite esencial.  Loción de afeitado. El aceite de oliva es una forma barata y efectiva para rasurar el vello de cualquier parte del cuerpo. El afeitado es algo más pegajoso y hay menos deslizamiento de la cuchilla, pero la limpieza es sencilla y el AOVE dejará piel suave e hidratada. Es mejor si luego te aplicas una cucharilla de té de aceite después del afeitado. Exfoliante. Aplícate aceite de oliva en la piel y luego frota con azúcar o sal gorda, después enjuaga. También puedes mezclar una parte de AOVE y otra de sal marina y añadirle unas gotas de aceite esencial de lavanda, por ejemplo. Limpiador de oídos. Pon 3 gotas de aceite de oliva a temperatura ambiente en el oído a tratar durante 3 ó 4 días antes de irte a dormir, durmiendo de lado con el oído tratado hacia arriba para que el aceite penetre en la cera más profundamente. El último día, rocía con un spray agua templada para que la cera salga. Máscara para pelo y cuero cabelludo. Si con el cambio de estaciones el cabello o el cuero cabelludo se te resecan, pon un poco de AOVE en una botella y colócala dentro de una fuente con agua caliente. Masajea el pelo y el cuero cabelludo con una cantidad generosa de este aceite calentado y envuélvete la cabez con una toalla caliente durante 10-15 minutos. Aclara el cabello con un champú suave. Suavizador de cutículas. Frota un poco de aceite de oliva en las cutículas para hidratarlas y prevenir los padrastros. O mezcla aceite con agua para enjabonar las manos antes de una manicura casera. Desmaquillante. Unas cuantas gotas de aceite de oliva en un algodón o disco desmaquillante bastarán para quitar el maquillaje y las impurezas. Límpiate la cara con movimientos circulares.

Fuente |  Babble.com Fotografía | Turjaén