Entradas Etiquetadas ‘trucos aceite de oliva’

Hoy os traemos algunos trucos para mejorar tu cabello con aceite de oliva. Ya vimos que uno de los 7 sencillos usos que tiene el aceite de oliva virgen extra en belleza es como mascarilla para el pelo y el cuero cabelludo; así que en esta ocasión explicaremos mejor cómo el AOVE puede ayudar a reparar vuestro cabello y hacer que luzca radiante.

Si te decides a mejorar tu cabello con aceite de oliva, lo más recomendable es optar por un virgen o un virgen extra, pues serán en los que encuentres presentes las mejores propiedades del zumo puro de aceituna.

Cabello dañado: por su alto contenido de vitamina E y polifenoles el AOVE es un gran antioxidante, reduciendo la pérdida de proteínas que causan su caída y rotura, y reparando estos daños. Cabello seco y encrespado: productos químicos como los tintes o, ahora en verano, la piscina y la playa, hacen que el pelo esté reseco y tienda a encresparse. Debido a que es un gran hidratante, el aceite de oliva virgen extra ayudará a que tu cabello conserve mejor su humedad natural y se mantenga sedoso y brillante.

¿Y cómo arreglamos esto? Con estos tres trucos: Seguir leyendo

Fuera de la cocina, el aceite de oliva no solo se puede utilizar para cuidarnos por fuera, también se le pueden dar algunos usos que podríamos llamar de bricolage. Aquí os dejamos unos cuantos.

Acondicionador de cuero. Poner un poco de aceite de oliva en la palma de la mano. Mojar los dedos en él y frótalos contra la superficie de cuero que quieras conservar. Abrillantador de metales. Lava el objeto a abrillantar y pon unas cuantas gotas de aceite en un paño limpio y suave. Aplicándolo de forma circular consigues en el acero o el cobre un brillo magnífico. “Quita-etiquetas”. Empapa la pegatina con aceite de oliva y déjala reposar durante unos instantes. Despégala fácilmente con una espátula o un cuchillo de filo liso. “Quita-chicles” del pelo. Moja el pelo afectado en una cantidad generosa de aceite de oliva. Deja que actúe durante unos 20 minutos y, luego, retira el pelo con firmeza. Combustible para lámparas. El aceite de oliva es perfecto para alimentar lámparas y candelas. No en vano, el aceite lampante obtiene su nombre de aquel aceite que no se podía consumir y se destinaba a iluminar los hogares. Abrillantador de muebles. Mezcla 50 cl. de zumo de limón con una cucharada de aceite de oliva para conseguir un buen limpiador y abrillantador de madera. Haz lo mismo que con los metales: un paño suave y movimientos circulares.

Fuente | Greenprophet Fotografía | Diego Juste Conesa